Como Iglesia estamos dedicados a gratuitamente propagar el conocimiento de la salvación del hombre a través de Jesucristo el Hijo De Dios.